CUANDO LA CORRUPCIÓN YA NO ES PATRIÓTICA


Análisis: Latinoamérica en el ojo del águila

CUANDO LA CORRUPCIÓN YA NO ES PATRIÓTICA

La Corrupción y el Terrorismo han sido metidos en el mismo paquete del USA PATRIOT ACT, en un intento de los Estados Unidos por penalizar a los Estados que aún pretenden mantenerse autónomos al derecho internacional a través del control del flujo de capitales.

Autor: Ytaelena López

A raíz del 11 de septiembre del 2001, un neorealismo onírico ha impregnado las diplomacia en este mundo unipolar. La seguridad se impone a cualquier otro valor democrático y traspasa fronteras en un intento de los Estados Unidos de concordar un marco legal común para la defensa global contra el terrorismo y el crimen organizado. Y no se trata de apoyar un golpe de estado –como sucedió en Chile con Pinochet- o una invasión –como la realizada en Afganistán- para mantener a raya a los enemigos “terroristas”. No. Eso no ha sido suficiente para detener los atentados, como lo demuestran las declaraciones que esporádicamente manda Osama Bin Laden a la televisora Al Jazeera desde cualquier lugar anónimo del mundo.

Entonces, si el narcotráfico o el terrorismo no tienen fronteras, no es de extrañar que las agencias de inteligencia DEA o la INTERPOL tampoco. Ese día de otoño no sólo se cayeron las Torres Gemelas, sino también el paradigma de que los Estados son soberanos. Son pocos los países que pueden oponerse a los sobrevuelos de la DEA en busca de cultivos ilegales sin sufrir consecuencias de tipo político o económico. En Latinoamérica acaso Venezuela es el único que se atrevió a hacerlo, envalentonado en sus altos ingresos petroleros, pero en Bolivia su aliado Evo Morales ha tenido que negociar hasta las hectáreas de Coca que puede cultivar para no perder la ayuda económica que le brinda los EEUU para combatir el narcotráfico.

Esta teoría contó con el apoyo tácito del auditorio cuando fue expuesta por el politólogo venezolano Bayardo Ramírez Monagas (2005) durante la II Conferencia Internacional “Corrupción y Terrorismo”. Para Ramírez, profesor de FIU, la realidad confirma las pretensiones del presidente de los Estados Unidos de ser el líder de una Guerra Global multidimensional que “dirige la Estrategia Total con sus aliados y sancionan política y económicamente a quien no participe proactivamente en sus Políticas, Convenciones, Leyes y Programas contra la delincuencia organizada, corrupción y legitimación de capitales, terrorismo y su financiamiento.” (Monagas)

Ejemplo de ello son las listas SDN (Specially Designated Nationals) que emite la OFAC (Office of Foreign Assets Control) del Departamento de Tesoro de EUUU. Estas listas, que llegan a todos los países, y están disponibles en , poseen los nombres de las personas (compañías y organizaciones) a las cuales se les debe congelar sus bienes provenientes de la ‘legitimación de capitales’ (comúnmente conocido como lavado de dinero) .

Rechazar combatir en esta cruzada contra el terrorismo y el crimen organizado no es opción, o por lo menos así lo demandó el presidente George W. Bush al mundo en su discurso a la nación posterior a los hechos del 9/11, donde habló que su “guerra preventiva” está por encima de demandas de respeto a la soberanía que realizan países no aliados al bloque occidental. “Los países que como Estados partes han suscrito las Convenciones de la ONU y no cumplen con sus compromisos de cooperación internacional corren el riesgo de ser declarados: Forajidos, Felones o Fracasados” (Visión 2020 y Universidad Nacional de la Guerra de EEUU). Curiosa bandera para uno de los países que ha firmado menos convenciones en el mundo.

¿Pero de qué manera estas nuevas reglas afectan a nuestra indómita Latinoamérica, llena de personajes como el cultivador de coca Evo Morales, el ex teniente revolucionario Hugo Chávez o el furibundo candidato peruano Ollanta?

En una guerra sin fin como la que se libra ahora con el objetivo de preservar la democracia representativa en el mundo, Estados Unidos ha encontrado que la mejor manera de mantener a raya la disidencia ideológica es controlar sus fuentes de financiamiento. “Sigue el dinero, y encontrarás al culpable”, le decía Garganta Profunda a Bob Woodward (Robert Redford) en la película Todos los Hombres del Presidente (1976). Y eso es lo que se intenta hacer con los artículos de la Ley USA PATRIOT que van del 301 al 377, donde se tipifica los delitos relacionados con la legitimación de capitales.

Son medidas que han forzado a su consenso a la sociedad financiera, quién reconoce –a regañadientes, como lo demuestra el caso ‘Ballena Blanca’ donde un Banco Español se hizo la vista gorda frente al lavado de dinero – las nuevas reglas como necesarias en el marco de la guerra sin fin que ahora se libra en el mundo. “Las guerras son conducidas por metas políticas y son ganadas cuando los objetivos políticos han sido alcanzados. ¿Cuál es el objetivo político de la Guerra contra el Terrorismo?” (LIGHT, 278) El gobierno británico, aliado de George W. Bush en su cruzada, enfatiza que su objetivo es eliminar el terrorismo como fuerza internacional .

TERRORISTAS BELIGERANTES

Por supuesto, para seguir tenemos que convenir en alguna definición de terrorismo para luego entender como se engloba dentro de ella otros delitos como narcotráfico, legitimación de capitales y corrupción. Esto al menos en cuanto a excusa de lo punible para aplicar el vector fuerza, acciones preventivas o multinacionales o simplemente acciones militares, da lo mismo como lo llamemos aquí. Lo cierto es el contenido político implícito.

“Until the people of the country themselves recognize that this is going to go on until they get the leadership changed”; dijo en una ocasión el Almirante Sir Michael Boyce refiriéndose a los ataque de EEUU-UK a Afganistán (CHOMSKY, 129). Si buscáramos ladinamente la definición de terrorismo en la historia, como hizo Noam Chomsky, podríamos concluir que es el simple hecho de atacar a una población hasta que esa población reconociera al atacante como su nuevo jefe. O citando a Chomsky, “el calculado uso de la violencia para obtener metas políticas”. (133)

La definición del lingüista norteamericano es acertada, empírica, pero incómoda, porque hasta los mismos Estados Unidos entrarían dentro de ella. No importa, porque para solventar este tipo de impasses se encuentra el discurso –instancia Baudrillardna donde los significados son móviles de acuerdo a las necesidades del enunciante. Por eso se habla de un mundo globalizado donde no hay fronteras, porque sólo así se salvan los estados hegemónicos de ser calificados como invasores de la soberanía. No existen como tal. Ahora las leyes son internacionales y aplican en cualquier rincón del mundo. Así es más difícil esconderse.

“La clave de tan importantes cambios ha sido la aceptación del principio de reconocimiento mutuo de las resoluciones judiciales, acuñado por el Consejo de la Unión Europea celebrado en Tampere (Finlandia) en Octubre de 1999.” (Zaragoza 2005)

Apartado el hecho de que vivimos en un mundo unipolar donde quien impone las reglas no necesariamente las cumple , lo que buscamos es explicar cómo se intenta detener la amenaza -de los estados dentro de los estados- que se gestan en los países considerados como terroristas, a veces demasiado débiles como para hacerse cargo de la vigilancia de sus fronteras. “Deben todos estos gobiernos ser declarados regímenes hostiles y sujetos de ataque?” se pregunta Margaret Light.

Pero volviendo al punto, la delincuencia organizada transnacional y el terrorismo internacional constituyen para Bayardo “un aparato de poder, un estado paralelo”, eso que Guliano Turone calificaba de “verdaderos contrapoderes antagónicos y paralelos a los poderes legales” (BAYARDO 2005).

CORRUPCIÓN, TRAICIÓN Al SISTEMA

En estas últimas definiciones entra la corrupción como delito equiparable al terrorismo: es una estafa a las instituciones democráticas. Un acto de traición egoísta hacia el Sistema por parte de un funcionario que reta la autoridad del Estado por puro ánimo de lucro fácil. El resultado de esta transacción es un dinero sucio (cualquier capital ilegal en su origen, movimiento es penalizable) que hay que lavar, es decir, introducir al sistema financiero. Con un estimado de $1 trillón al año, el dinero sucio es un problema que abarca el terrorismo (por ser su fuente de financiamiento), el narcotráfico (por ser delincuencia organizada) y la corrupción (al ser capitales políticamente expuestos). Es un problema grave, porque “los canales a través de los cuales el dinero terrorista circula han existido por años”, y han sido aprovechados por carteles de la droga, dictadores y directores corporativos por años, tal como demandaba Raymond Baker y Jennifer Nordin en el San Francisco Chronicle. Y en Latinoamérica, tierra de Alberto Fujimori, Arnoldo Alemán, Alfonso Portillo y Augusto Pinochet, por nombrar a unas cuantos corruptos que sacaron “A” dentro de los informes de transparencia internacional sobre enriquecimiento ilícito, es una pandemia institucional. Y los $27 millones por los cuáles se procesa a Augusto Pinochet no son nada si tomamos en cuenta que 1 de cada mil operaciones realizadas son sospechosas de lavado de dinero, según estadísticas proporcionadas por el experto en tecnologías de la información y análisis de transacciones financieras contra la corrupción y el financiamiento del terrorismo, Roger Bonet.

La corrupción ha sido -reiteradas veces- vinculada al narcotráfico, y el narcotráfico al terrorismo. La probable ascensión y segura caída de la carrera política del expresidente colombiano Ernesto Samper fueron a consecuencia de las denuncias de presencia de dinero “sucio” proveniente del narcotráfico en su campaña de elección. Las maniobras terroristas que mataron a tantos jueces en Colombia a finales de los ochenta y principio de los noventa -con el fin de evitar la extradición de varios capos “extraditables” de la droga- fueron financiadas también por el narcotráfico, como bien señalaba Baltazar Garzón (Magistrado de la Audiencia Nacional de España).

Ahora, después del 9/11, la emisión de la nueva USA PATRIOT ACT -sumado al alcance internacional que pretenden darle a través de regulaciones en la eliminación del secreto dentro del sistema bancario internacional- coloca a la corrupción en un nuevo dilema y arroja luz sobre esa zona gris que es el Principio de Legalidad del Estado de Derecho, como demandaban Garzón y William Baity (Sub Director de la Red Contra Delitos Financieros del Departamento de Tesoro de los Estados Unidos -FINCEN).

La ratificación de EEUU como ‘gendarme necesario’ del sistema bancario a través de agencias internacionales de cooperación es un hecho tangible en la Ley de Reforma e Inteligencia del Terrorismo del 2004. A través de dicha ley se autorizó $35.500.000 para varios programas de la Red de Fiscalización de Delitos Financieros del Departamento de Tesoro de EEUU (“FinCEN”), que abarcan “desde la protección de las instituciones financieras hasta la detección y prevención de delitos y terrorismo dentro y fuera del territorio de los Estados Unidos.”

Eso significa que va a ser más difícil legalizar el dinero sucio (BAYARDO 2005) (ILANUD 1990). Es decir, bonanzas como las que disfrutó Colombia con la presencia del Cartel de Cali -entre otros- no van a volver, gracias a un estricto control del ‘cash flow’ o flujo de dinero, par evitar lavado de dinero. Su criminalización como delito de terrorismo hará difícil que vuelvan a repetirse postulaciones como las de narcotraficante Pablo Escobar a Senador de Colombia.

La figura del gendarme necesario -a través de las agencias internacionales de cooperación y la USA PATRIOT ACT- permite también penalizar delitos bancarios como delitos de terrorismo. Ahora, cuando una gran cantidad de dinero se mueve en un banco, se levanta un “Suspicious Transaction Report” para las autoridades competentes. ¿Estarán temblando los banqueros latinoamericanos que quebraron a sus países hace unos pocos años atrás?

Algunos como Orlando Castro -ex presidente del Banco Progreso y “el único de los “peces gordos” involucrados en la crisis bancaria de 1994” en Venezuela- han sido procesados. Otros PEPS (“Persona Políticamente Expuesta” con “dinero procedente de corrupción oficial extranjera”) como José y Ramón Baez Romano, de Baniter, se mantuvieron lejos de las garras de la justicia a pesar de los $2000 millones desaparecidos de las cuentas de los ahorristas dominicanos en el 2003.

BIBLIOGRAFIA

ZARAGOZA, Javier. “Presente y Futuro del Sistema Judicial frente al Terror y el Narcotráfico, la corrupción y el Crimen Organizado”, ponencia hecha en Noviembre 23 dentro del marco de la II International Conference: Corruption and Terrorism, Risk and Challenges of the XXI Century.

MALDONADO, Encarna: “Banco de España desoyó en el año 2002 una denuncia sobre Red de Blanqueo de Capitales” en Málaga Hoy, consultado el 15 de febrero del 2006 en http://www.diariomalagahoy.com/diariomalagahoy/articulo.asp?idart=2000335&idcat=2825

Legitimación de capitales (Legislación Especial referida al lavado de dinero –sic-) ILANUD. Tercer Seminario Regional Medidas Efectivas para combatir delitos de drogas y mejorar la administración de justicia penal, 16-27 julio 1990, San José.

CHOMSKY, Noam: Worlds in Collision. Edited by Ken Booth and Tim Dunne. Palgrave, New York 2002.

Título VI, Sección 6101 de la Ley de Reforma de Inteligencia y Prevención del Terrorismo del 2004, citados por el abogado Roberto T. Rigal, del Buffet Díaz y Kaiser LLC en el reporte del Legal Counselor de Otoño 2005

DISCURSOS DE BALTAZAR GARZON, WILLIAM BAITY, entre otros conferencistas de la Conferencia Conrrupción y Terrorismo

LIGHT, Margot: “The Response to 11.9 and The Lesson of History” in International Relations (Journal), Volume 16, Number 2, August 2002, #14-A (some bibliographical data are lost due the bad copy).

“Defeating International Terrorism: Campaing Objetives”, 10 Downing Street Facts. http://www.number-10.gov.uk/default.asp?pageid=5153 revisado Por Margot Light el 25 de enero del 2002 y vuelto a revisar el 15 de febrero del 2005 enhttp://www.pm.gov.uk/output/Page1712.asp

http://www.analitica.com/vas/1999.01.3/contenido/nacional/18.htm Revisado el 15 de febrero del 2005

Sección 312 (PA. 312 (31 U.S.C # 531(i)) de la USA PATRIOT ACT.

OFAC actualiza la lista SDN La Office of Foreign Assets Control (OFAC) del Departamento del Tesoro de E.E.U.U. emitió en noviembre del 2005 una nueva actualización al listado SDN de Personas Especialmente Designadas (Specially Designated Nationals), disponible en http://www.treas.gov/offices/enforcement/ofac/sdn/ . Material consultado el 15 de febrero del 2006.

BAKER, Raymond y NORDIN, Jennifer. “OPEN FORUM: Take dirty Money off the table” en San Francisco Chronicle, 12 de Octubre del 2005, B-9

“Corte Chilena retira inmunidad a Pinochet, lo que podría hacerlo enfrentar cargos de fraude fiscal por más de 27 millones de USD”. Consultado el 15 de febrero del 2006 http://today.reuters.com/news/newsArticle.aspx?type=worldNews&storyID=2005-10-19T160807Z_01_ROB953397_RTRUKOC_0_USPINOCHETCHILE.xml&archived=False

Advertisements

2 Comments

Filed under Uncategorized

2 responses to “CUANDO LA CORRUPCIÓN YA NO ES PATRIÓTICA

  1. Anonymous

    checkout venenews.net

  2. br1hits

    it,s very iteresting your opinion about this topic, but i like more your article about migrations x,I love you , daughter…yes , It,s me, your dear dad…..

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s